Microcirugía endoscópica transanal (TEM)

¿Qué es?

La Microcirugía Endoscópica Transanal, más conocida por sus siglas anglosajonas TEM, es un método quirúrgico mínimamente invasivo con el que podemos extirpar, a través del ano, cualquier tipo de tumor rectal, desde el margen anal hasta 20 cm de ese margen.

En 1997, los cirujanos de Endos Medicina fueron los pioneros en la puesta en marcha y utilización del TEM en nuestro país e implantaron y difundieron la técnica del TEM.

Nuestros cirujanos crearon el primer grupo hospitalario de TEM, formaron a otros cirujanos de diferentes Centros hospitalarios en esa técnica, publicaron el capítulo de TEM en la Guía Clínica de Cirugía Laparoscópica y Endoscópica de la Asociación Española de Cirujanos (que acredita la técnica de TEM como una intervención que cumple con todos los requisitos de excelencia de una técnica quirúrgica) y consensuaron el TEM, con los organismos oficiales de Oncología de la Sanidad pública, como la técnica de elección para el tratamiento curativo de los cánceres de recto en fase inicial (T1).

En la actualidad el TEM sigue siendo la técnica de elección para el tratamiento de los cánceres iniciales de recto (T1) y posiblemente, en un futuro próximo, se amplíe la indicación del TEM para tratar cánceres en estadio más avanzado, ya que las evidencias clínicas demuestran que en estadios T2 el TEM puede ser tan útil como la cirugía convencional, asociando tratamiento con radioterapia postoperatoria.

Las características técnicas que proporcionan al TEM su gran eficacia en la extirpación de tumores rectales, se basan en un sofisticado equipo que consta de un rectoscopio (tubo que se introduce por el ano) que incorpora un sistema de visión estereoscópica (tridimensional) y a través del cual se introducen instrumentos quirúrgicos con los que podemos realizar las maniobras clásicas de la cirugía: corte, disección, coagulación y sutura.

El equipo de TEM trabaja con insuflación constante de gas que produce la distensión del recto y nos proporciona una excelente visión de la pared del recto y del tumor.

Todas estas cualidades técnicas del TEM nos permite extirpar el grosor completo de la pared rectal donde asienta el tumor, obteniendo una pieza quirúrgica no fragmentada, orientada en el espacio e idónea para su estudio biópsico que es el que determinará si hemos alcanzado la intención curativa con la que se indicó el TEM.

¿Qué ventajas tiene el TEM?

El tratamiento convencional de los tumores rectales exige, por las características anatómicas de la zona rectal, realizar grandes intervenciones abdominopélvicas con mortalidad y morbilidad (complicaciones) no despreciable.

Actualmente la mortalidad global del tratamiento convencional del cáncer colorrectal, debe ser menor del 3%, y el fallo de sutura, la complicación más grave en la cirugía colorrectal, debe estar por debajo del 15%. Aún cumpliéndose esos indicadores de calidad, la cirugía colorrectal implica una alteración de la calidad de vida no desdeñable.

La alteración de la calidad de vida (trastornos de la continencia, miccionales y sexuales) es superior cuando se realiza una amputación de recto (extirpación del recto y del ano) que cuando se realiza una resección anterior de recto (una porción de recto, conservando el ano). Pese a las complicaciones, hay que hacer hincapié en que las intervenciones convencionales para tratar el cáncer colorrectal son absolutamente necesarias para la curación del paciente cuando el tumor tiene un estadio de invasión medio-alto.

Dado que el tratamiento quirúrgico de un tumor rectal varía según sea su estadio de invasión, es imprescindible estadificar individualmente a cada paciente para ofrecerle el tratamiento que implique menor riesgo y menor tasa de secuelas. Es decir, hay que seleccionar cuidadosamente a los pacientes que sean tributarios de un tratamiento con TEM y que este tratamiento con TEM sea tan eficaz como otros tratamientos que implican un riesgo mucho mayor.

Selección de pacientes para TEM

Para conocer el estadio de un tumor rectal la Ecografía Endorrectal es actualmente el método más sencillo y eficaz.

Con la ecografía endorrectal podemos estadificar los tumores según el grado de invasión de las capas de la pared rectal y valorar la afectación o no de los ganglios linfáticos (extensión del tumor más allá de la pared rectal).

Siguiendo la clasificación internacional TNM estadificamos ecográficamente cada tumor rectal y creamos cuatro grupos de indicación de TEM:

GRUPO I (TEM con intención curativa)

Son pacientes con estadio ecográfico T0 y T1. Corresponde a los tumores no invasivos o que invaden las primeras capas de la pared rectal, sin afectación de ganglios ni metástasis a distancia.

En este estadio el TEM es tan curativo como la cirugía convencional.

GRUPO II (TEM con indicación comprometida)

Son los pacientes estadificados como T2 de bajo grado, en los que la cirugía con TEM podría ser curativa o no. En estos casos se debe asociar radioterapia postoperatoria.

Hay que valorar con el paciente y el Oncólogo si se realiza tratamiento con TEM. Eso dependerá de la edad del paciente, su estado de salud, su tipo de vida y/o el rechazo absoluto del paciente a ser tratado con una cirugía convencional.

GRUPO III (TEM con intención paliativa)

Son los pacientes estadificados como T2 de alto grado, T3 o estadio superior, cualquier estadio con ganglios afectados o pacientes con metástasis a distancia en los que por edad, estado de salud o negativa absoluta al tratamiento convencional es imposible realizar un tratamiento quirúrgico convencional

GRUPO IV (TEM con intención de biopsia completa)

Son pacientes en los que ha sido imposible realizar la estadificación preoperatoria del tumor, pero aparentemente pueden ser un estadio precoz.

En este grupo de pacientes se realiza la extirpación completa del tumor con TEM y quedamos a la espera de la biopsia definitiva para valorar si el TEM ha sido suficiente o hay que realizar una cirugía de rescate para lograr la curación del enfermo.

Experiencia

En los últimos doce años hemos acumulado una experiencia cercana a los 300 procedimientos de TEM.

No ha habido mortalidad operatoria. Las complicaciones han supuesto un 0,6 %.

¿Qué implica el TEM?

El TEM es una intervención quirúrgica que precisa la administración de anestesia general y una estancia en Clínica de 3 a 5 días.

El postoperatorio exige 2 ó 3 días de dieta y la administración de antibióticos por vía intravenosa.

Los pacientes intervenidos con TEM no refieren dolor y los analgésicos sólo son necesarios para calmar las molestias anales leves que pueden presentarse en las primeras 24 horas.

Tras el alta puede realizarse una vida normal a excepción de esfuerzos físicos importantes. La media del retorno a la vida laboral activa es de 14 días después de la intervención.

Posteriormente, una vez se ha recibido el resultado de la biopsia definitiva, se deberá valorar si el TEM ha sido suficiente para tratar el tumor o si se requiere asociar o realizar otro tipo de tratamiento.

Hasta la actualidad sólo hemos tenido que realizar otro tipo de tratamiento complementario al TEM en tres pacientes (1%). La cuidadosa selección ecográfica de pacientes para tratarlos con TEM, ha posibilitado el éxito de la técnica de TEM en el 99% de los casos.

Conclusión

El TEM es el mejor método en la actualidad para extirpar un tumor rectal por vía anal. La estadificación ecográfica preoperatoria de un paciente afecto de tumor rectal, determinará si ese tumor es tributario de tratamiento curativo con TEM.

El TEM conserva en todos los casos la función esfinteriana, vesical y sexual. La morbilidad del TEM es muy baja y en nuestra serie, la mortalidad ha sido nula.

El TEM es una técnica quirúrgica implantada que superó con éxito la fase experimental y de desarrollo. Actualmente está acreditada oficialmente como una técnica quirúrgica de gran utilidad en el tratamiento mínimamente invasivo del cáncer de recto.

Por su utilidad, su sencillez, su baja morbimortalidad y su eficacia, el TEM debe ocupar un lugar de privilegio en cualquier grupo de cirugía colorrectal. En Endos Medicina el TEM ocupa ese lugar de privilegio y estamos orgullosos de ofrecer la técnica de TEM a nuestros pacientes.

Nuestro desafío para el futuro es poder aumentar las indicaciones del TEM y ofrecer esa cirugía a más pacientes afectos de cáncer de recto.

Para su comodidad y un mejor entendimiento de la exploración a la que se va a someter, puede descargar los documentos informativos y el cuestionario de salud antes de acudir a Endos Medicina.

Encontrará esos documentos en el apartado “Documentos de Interés – Documentos para TEM” de nuestra página web.

Ante cualquier duda o eventualidad póngase en contacto con nuestro servicio (934340416) o con el servicio de urgencias del Centro Médico Delfos o de la Clínica Diagonal.

 
© Endos Medicina, 2012 | Aviso legal | Créditos Avda. Vallcarca, 151-161 | 08023 Barcelona | Tel. 934 340 416