Ecografía endorrectal
Los avances tecnológicos han permitido a las exploraciones ecográficas alcanzar una eficacia diagnóstica que en algunos casos, es similar a la que puedan ofrecer otras técnicas radiológicas (TAC, RMN) más complejas, más caras y con más riesgo para el paciente.

Ese es el caso de la ecografía endorrectal, con la que actualmente podemos estudiar de forma ambulatoria, en pocos minutos y sin necesidad de sedación ni preparación, múltiples patologías del ano y del recto.

¿Qué es?

La ecografía endorrectal permite la visión ecográfica de las capas de la pared rectal, los esfínteres anales y los órganos vecinos al recto y ano.

La ecografía endorrectal se realiza mediante la introducción de una sonda ecográfica por el ano.

La sonda ecográfica es un pequeño capuchón cilíndrico de 7 milímetros de diámetro que lleva en su interior un transductor ecográfico.

El transductor nos proporciona la visión de las estructuras ano rectales con una excelente resolución, en tiempo real y con una presentación en 360º.

¿Para qué se utiliza?

La ecografía endorrectal tiene aplicaciones en el estudio de las patologías del conducto anal y del recto.

En el recto, la utilidad principal de la ecografía endorrectal es el estudio del grado de invasión de los tumores rectales.

Este estudio es de suma importancia ya que el tratamiento de un tumor rectal es diferente según sea su estadio (grado de invasión).

Así, los cánceres en estadios iniciales se pueden tratar mediante la extirpación local del tumor por vía endoanal (a través del ano), con los mismos resultados de curación que la que se lograría con una gran intervención quirúrgica por vía abdominal. En estos casos, gracias a la ecografía endorrectal, se evita realizar grandes intervenciones quirúrgicas innecesarias y las complicaciones que de ellas se pueden derivar.

Para realizar el tratamiento local (a través del ano) del cáncer de recto con la máxima eficacia, es indispensable contar con la tecnología de la microcirugía Endoscópica Transanal (TEM). En Endos Medicina contamos con dicha tecnología y con los cirujanos que implantaron esa técnica en nuestro país y que cuentan con la mayor experiencia en ese procedimiento quirúrgico. Puede conocer más detalles de la técnica TEM en el apartado específico de nuestra página.

Por otro lado, la ecografía endorrectal detecta los estadios tumorales avanzados y permite realizar el tratamiento con radioterapia y/o quimioterapia preoperatoria. La ecografía endorrectal selecciona el grupo de pacientes en los que están indicadas la radioterapia y/o la quimioterapia y evita aplicar estos tratamientos a los pacientes que no los necesitan.

En las enfermedades del conducto anal, la ecografía endorrectal es particularmente útil en el estudio de las fístulas y abscesos anales, la incontinencia anal y los tumores anales.

La identificación de los trayectos fistulosos, la localización de los abscesos (infecciones) y la visión de la lesión de un esfínter roto como causa de la incontinencia anal, se realiza en pocos minutos y de forma muy eficaz con la ecografía endorrectal. El conocimiento de estas patologías de forma preoperatoria, nos permiten indicar el tipo de intervención quirúrgica a realizar “antes de la intervención” y de “forma individualizada”.

¿Qué preparación requiere?

La ecografía endorrectal sólo precisa la aplicación de un Fisioenema Cassen unas horas antes de la prueba. Cuando el estudio es anal, es suficiente con la aplicación de un supositorio de glicerina dos o tres horas antes de la exploración.

No es necesario acudir en ayunas, puede comer normalmente.

Deberá advertir de cualquier alergia que usted padezca.

Para su comodidad y un mejor entendimiento de la exploración a la que se va a someter, puede descargar los documentos informativos y el cuestionario de salud antes de acudir a Endos Medicina.

Encontrará esos documentos en el apartado “Documentos de Interés – Documentos para Ecografía endorrectal” de nuestra página web.

¿Cómo se realiza la exploración?

El doctor la enfermera o ambos le explicarán en qué consiste la exploración.

La ecografía endorrectal no es dolorosa por lo que no precisa sedación.

Dura dos o tres minutos y no irradia.

No es necesario acudir con acompañante, salvo cuando se trate de un menor de edad.

Después de la exploración

Puede realizar su vida normal de forma inmediata.

¿Qué riesgos tiene?


La ecografía endorrectal no tiene riesgos ni contraindicaciones conocidas.

Para su comodidad y un mejor entendimiento de la exploración a la que se va a someter, puede descargar los documentos informativos y el cuestionario de salud antes de acudir a Endos Medicina.

Encontrará esos documentos en el apartado “Documentos de Interés – Documentos para Ecografía endorrectal” de nuestra página web.

Ante cualquier duda o eventualidad póngase en contacto con nuestro servicio (934340416) o con el servicio de urgencias del Centro Médico Delfos o de la Clínica Diagonal.

 
© Endos Medicina, 2012 | Aviso legal | Créditos Avda. Vallcarca, 151-161 | 08023 Barcelona | Tel. 934 340 416